martes, 8 de septiembre de 2009

Haciendo tango


Un viejo conocido, músico, que radica en Tijuana desde hace casi diez años, llamó para pedirnos el digipack de un disco que realizó con otros colegas. Cabe aclarar que durante años hemos buscado la manera de entrarle a la diseñada-ilustrada de carátulas de discos, sin ningún éxito, pues después de una cita con alguien de una compañía de discos, que llevaba las cuentas de nuevos talentos, me dijo: "la verdad es que la manera más fácil de conseguir diseñar discos, es hacerse amigo de las bandas." Pensé "¿la manera más 'fácil'? ¿ser groupie de Las Supersónicas, Yucatán A go gó, Belanova?, se antoja difícil" y así fue; nunca pensamos en invertir el tiempo que dedicamos a diseñar o ilustrar en hacerle la barba a los músicos de la escena mexicana, para eso necesitamos un agente. Hacerse amigo de ellos por casualidad o por otros amigos, como sucedió con Armando Rosas, está increíble, pero andar de barberos, pues nomás no se nos da.

Como sea, Leopoldo González, el flautista del que hablaba al principio nos contó los pormenores del proyecto Cuatro para Tango, envió un disco con todos los tracks y las fotografías que tomó mientras estuvieron en Buenos Aires, grabando. Nos sentamos a escuchar sus composiciones y echamos a andar la imaginación, sin prisa, pero sin pausa. Fue así como una noche, mientras escuchábamos a una banda de jazz en el centro, bocetamos lo siguiente:



La idea del encuadre al ras del piso me gustaba mucho. Es en el piso donde sucede la magia del tango, pero pueden ver la anotación sobre el duelo del viejo oeste, como en película de Sergio Leone. Sí, también considero que el tango es un duelo entre amantes pero permanecía la referencia a los pistoleros del wild wild west y eso no nos convenció y aunque tenía unas enormes ganas de hacer la ilustración para este disco, pensé que lo mejor era dejar ese asunto en manos de Mr. Pink, cuyos resultados siempre reflejan una enorme pasión, emotividad y melancolía. Yo me dediqué a diseñar el booklet y la portada quedó así:



Abajo se ve el diseño del digipack abierto. Las medidas las tomé de otro disco, pues cuando le pedí un template al distribuidor, para acomodar los elementos en él, me respondió que se lo entregara "así", que en Sony, la compañía que maquilaría el producto, se encargarían de todo, "tú nada más entrégame los PDFs". Respondí con un medianamente largo "oqueeei" y mandé los archivos como lo hubiera hecho para cualquier publicación impresa:


Portada del booklet.


Página 2.


Página 3.


Página 4.


Página 5.


Página 6.


Página 7.


Página 8.


Unos días después de entregados los archivos digitales, recibí llamada del distribuidor en la que me comentaba que el departamento de diseño de Sony le pedía los archivos montados en un template que ellos le darían. Me ahorré el "te lo dije" pero le pedí el teléfono de los diseñadores para evitar intermediarios y subirles todo a un FTP. Después de hablar con ellos, recibí en mi correo, los templates o plantillas, como prefiero llamarles, en formato EPS, de Illustrator:
Los diseñadores que estén leyendo este post, notarán las marcas de suaje que hay en el cuadrante superior derecho. A la hora de montar tu diseño en la plantilla es necesario marcar el número de suaje que deseas usar para insertar el booklet. Elegimos el 1.


Así se ven los archivos montados en la plantilla. El cuadrante blanco es donde irá la charola para el disco. Decidimos usar una charola blanca, por eso es que no lleva ningún elemento.


La siguiente es la plantilla para montar las páginas del booklet.
Como pueden deducir, hay que montarlas como un cuadernito sencillo, sin imposición en pliegos.


Primera y cuarta de forros.


Páginas 2 y 7.


Páginas 6 y 3.


Páginas 4 y 5.


Este es el archivo enviado para la impresión en el disco. El círculo rojizo en la imagen de la derecha es un spot channel, indicado para impresión como base blanca que cubra y permita imprimir el diseño como se desea.

El diseño del logotipo Cuatro para Tango es de Susana Casanovas.


Por último, unas fotos del producto impreso y ensamblado:

3 comentarios:

H dijo...

Y no falta quien los nombre "templetes'. Uf, pues el proceso se lee breve ya sintetizado pero reconozco y aplaudo la ardua labor. Quedó padrísimo, me gustó la gama de colores utilizada, haré intento de escuchar el material para tener una idea de lo lograda y congruente que sea la imagen. :D

Anónimo dijo...

Ya vi el CD en casa de ustedes. Pero no me lo han puesto. Les quedó bien bawneetoh! Ehhhh!

Mr. Blue dijo...

H: decir "templetes" es horrible, pero esa palabra la usa más gente de lo que yo esperaría.

Anónimo: ora que vayas le pongo play.