miércoles, 22 de octubre de 2008

Indra y la tinta roja

Después de hacer desfilar a varios ilustradores por la última página de Men's Health, llegó el terrible momento en que no supe a quién hacerle el siguiente encargo. El tema era "accidentes automovilísticos" y recién habían atropellado a Indra, una elefanta que se fugó de un circo. Este suceso extraordinario y desolador generó una idea en mi cabeza. Recordé aquel elefante minúsculo de una caricatura de los Looney Tunes y al chivo ciclista de Crí-Crí que atropelló a un camión de pasajeros y huyó velozmente de la escena dantesca. También recordé al espíritu de África según Mike Mignola: un rinoceronte del tamaño del cielo.
Ya eran demasiadas cosas que me emocionaron así que me puse a bocetar.
Compartí la idea principal con Mr. Green y Mr. Gray que me hicieron varias sugerencias. Descubrí que usar tinta roja me pone contento, como si estuviera comiendo dulces, entonces decidí conservar el color como en el boceto original pero ahora con el brillo y acabados de la tinta para la versión final.

Evidentemente el resultado fué más feliz que el de la elefanta atropellada. Que en paz descance en el cielo de los elefantes.

-Mr. Blue

4 comentarios:

Mr. Pink dijo...

Me encanta la ilustración, Indra ha sido inmortalizada, estará contenta por ello en el cielo de los elefantes.
Ora que te voy a decir una cosa, cualquier "direitor de arte", sobre todo de una editorial conocida de la cual no mencionaremos el nombre, te hubiera dicho "me encanta pero, ¿y ese elefante que?, creo que no va con el tema podrías eliminar el elefante, y el cráneo, y los huesos y bla bla bla"... pero eso no sucedió...otra razón más para que Indra sea feliz dondequiera que este.

Mr. Blue dijo...

Jajajajajaja. Gran comentario

Anónimo dijo...

Piiiiiii papa parapo papaparapo piiiii papa parapo…

Anónimo dijo...

Buenísima la ilustración. Yo cuando oigo mencionar accidentes automovilísticos, no puedo evitar pensar en Crash de David Cronemberg.