miércoles, 16 de abril de 2008

E(r)nnio

Casi siempre, cuando uno da por terminado el trabajo surge algún detalle que es "necesario" modificar, agregar o solo cambiar, que altera la idea original. A veces, la premisa de que "la idea mas simple suele ser la mejor" es olvidada y nos dejamos llevar por el oropel vacuo que resulta en una mejora sobresaliente que enmarca y proyecta a dimensiones extraordinarias todos aquellos valores de la imagen y el concepto que pasaban desapercibidos convirtiendo a la obra en cuestión en todo un paradigma de la representación y el modernismo.
A veces.
He aquí la primera de cuatro variaciones de una ilustración sobre Ennio Morricone. Que la historia dé su veredicto.
-Mr. Green

Pum Cata Pum Chinchin!. Ilus: Enrique Ortega para Chilangou

2 comentarios:

Mr. Pink dijo...

La historia de esta ilustración debió llamarse "Cuando los Directores de Arte no saben que pedir" ó "Cuando los directores de Arte le dicen Ernio a Ennio". Buen trabajo Mr. Green

Mr. Blue dijo...

También pudo llamarse: "Cuando los redactores le quieren hacer al director de arte". Los detalles sutiles de esta ilustración son una recompensa cuando los descubres. Queremos ver las otras variantes.