viernes, 2 de noviembre de 2007

Lo sabemos pero lo olvidamos!

El diseño en otros paises no es diferente al nuestro, lo que si es diferente es la calidad del material y obviamente la cultura que tienen para reinterpretar la vida y expresar con tan pocos elementos algo que nosotros dificilmente lograriamos en este país tan kitch en el que sobrevivimos; no con esto digo que sea imposible pero debemos cambiar la forma de pensar y de reaccionar a los impulsos de la cotidianidad, nuestro pensamiento visual debe ser enriquecido aun mas con pedaceria cultural que hemos olvidado, recargar nuestra mente en ideas básicas que vemos a lo largo de nuestra vida y al final daremos una personalidad a nuestro trabajo. Como dijo alguna vez el gran maestro Alatriste, mas o menos con estas palabras.
"sustituyamos nuestros signos y no nuestros símbolos...descubramos el significado verdadero de las cosas y plasmemos ideas"
—Mr. Orange

4 comentarios:

mr. blue dijo...

Aclaremos que el maestro Alatriste no es el mismo que el capitán homónimo, creado por Pérez Reverte. En efecto, usemos lo que vemos, lo que se genera en las calles, que es lo más original, pero no plagiemos "diseño mexicano". Es una poruqría eso de andar robando las ideas y la estética de los rotulistas, de los talleres populares que poseen el don casi divino de resolver problemas visuales con ingenio mexicano; esto es lo que sí debemos copiar, nacimos mexicanos, nacimos ingeniosos, no seamos mediocres. ¿Por qué ir a otro país a saludar con sombrero ajeno? presentarse en Milán a "exponer" carteles de lucha libre ¡ja! qué risa.

Mr. Pink dijo...

En efecto, la nueva ola de "diseño" que se encarga de refritear mascaritas y carteles de lucha libre (que ahora vemos hasta en Liverpool) es de pena ajena. El diseño mexicano no debería ser la pobre copia de aquellas propuestas originales que nacen en las calles y en los pueblos. Esos "estudios de diseño" ¡dan risa! Como bien dice Mr. Orange, ¡hay que darle personalidad a nuestro trabajo! Ahí están los polacos por ejemplo...

Mr. Blue dijo...

¡Salud, Mr. Pink!

Mr Pink dijo...

¡que quiere el IMSS!